sábado, 25 de diciembre de 2010

* Ex fiscal Elena Pérez Duarte repudia asesinato de Marisela Escobedo

-- Se une a indignación de todas las mujeres, dice en carta a Calderón
 
Por la Redacción
 
México, DF 21 dic. 10 (CIMAC).- La ex Fiscal 
Especial para la Atención de Delitos Relacionados 
con Actos de Violencia Contra las Mujeres, Alicia 
Elena Pérez Duarte y Noroña, refrendó a Felipe 
Calderón Hinojosa, la vergüenza que siente de 
haber pertenecido “al corrupto sistema de 
justicia de nuestro país”, y exigió justicia por 
el asesinato de la activista Marisela Escobedo 
Ortíz, ocurrido el 16 de diciembre pasado.
 
En una carta enviada ayer a Calderón Hinojosa, a 
tres años de haber renunciado a su cargo como 
Fiscal Especial le hizo saber a Calderón que al 
enterarse del asesinato de Marisela, sintió la 
misma vergüenza que le había trastocado cuando renunció al cargo.
 
“Por eso, no puedo sino unirme a la indignación 
de todas las mujeres de este país, que después de 
conocer la noticia del asesinato y de las 
agresiones que han sufrido estos últimos días 
integrantes de su familia, exigen justicia”.
 
Luego de que Escobedo Ortiz, fue asesinada a las 
puertas del palacio de Gobierno donde mantenía un 
plantón para exigir cárcel para el asesino 
confeso de su hija, Sergio Barraza Bocanegra, el 
18 de diciembre el negocio de su pareja fue 
incendiado y asesinado su cuñado Arturo Monge 
Marroquín. Las autoridades locales sostienen que 
no existe relación de estos hechos con la muerte de Marisela.
 
En este contexto, la ex fiscal reclamó a Calderón 
Hinojosa por “la ineficiencia y corrupción de 
nuestra justicia, su incapacidad de juzgar con 
perspectiva de género y de derechos humanos.
 
Criticó el desperdicio de energía y de recursos 
que ministros, ministras, magistradas y 
magistrados, juezas y jueces, canalizan a 
garantizar la solidez del fideicomiso para su 
jubilación, en lugar de usarlos para la aplicación de la justicia.
 
Destacó que se une y se solidariza con las 
mujeres “denunciando con toda la energía de que 
soy capaz, la corrupción que se esconde detrás de 
las palabras huecas sobre las políticas públicas 
para garantizarnos, a todas las mujeres, una vida 
libre de violencia, en especial, las políticas en materia de justicia”.
 
De igual manera, la carta que únicamente recibió 
acuse de la oficina del Ejecutivo, Pérez Duarte, 
enfatizó: En varios medios de comunicación he 
leído que usted está indignado por estos hechos y 
señala que su causa es la corrupción de tres jueces.
 
No obstante, “no son responsables sólo estas tres 
personas, sino todo el sistema de procuración y 
administración de justicia de nuestro país”, enfatizó la ex funcionaria.
 
10/GTR/LR/LGL