viernes, 17 de diciembre de 2010

Asesinan a activista Marisela Escobedo

Sólo la muerte frenó su reclamo de justicia

Staff

El Diario
17-12-2010
02:01


Había declarado que sólo la muerte la podía detener en su lucha por obtener justicia en el caso del homicidio de su hija Rubí Marisol Frayre Escobedo. Ayer, esa premonición se hizo realidad, Marisela Escobedo fue asesinada de un balazo en la cabeza por un hombre que la atacó mientras sostenía un plantón en la Plaza Hidalgo, justo frente a Palacio de Gobierno en la ciudad de Chihuahua.

Apenas el pasado domingo, entrevistada por El Diario, Marisela declaró que familiares de Sergio Barraza, el homicida de su hija, la habían amenazado debido a que ella llevaba a cabo sus propias investigaciones del caso.

También dijo que había obtenido información de que, una vez que se había asentado en Zacatecas, después de que aquí un tribunal oral lo exoneró por el homicidio de Rubí Marisol, Barraza se había unido a las filas de ‘Los Zetas’.

Marisela Escobedo Ortiz, de 52 años de edad. fue asesinada anoche de un certero disparo en la cabeza cuando cerca de las 20:00 horas encabezaba un plantón en las inmediaciones de la Plaza Hidalgo, la cual está separada de Palacio de Gobierno únicamente por la calle Aldama.

Ahí, mientras luchaba por la causa de su hija asesinada y en compañía de su nieta, la hija de Rubí, y de otro familiar, se le acercó un grupo de 3 hombres que iniciaron una discusión con ella.

Al sentirse amenazada por los hombres que la abordaron en la plaza, Marisela corrió en busca de ayuda a las instalaciones del Palacio, pero fue seguida por uno de ellos que la alcanzó justo en la entrada del edificio gubernamental para descargarle un balazo de arma calibre 9 mm en la cabeza.

na vez perpetrado el asesinato, dos de los hombres que habían abordado a la mujer minutos antes, escaparon a pie, mientras que el autor del homicidio escapó a bordo de un vehículo Jetta que lo recogió justo en el lugar de los hechos.

El titular de la Fiscalía General de la zona centro, Carlos María Jiménez, aseguró tras el homicidio que la hoy fallecida contaba con la protección de un grupo especial de agentes adscritos a esta dependencia y que por motivos de seguridad la fémina se hospedaba en un hotel de esta ciudad, con razón social Los Cedros.

No obstante, el fiscal evitó hablar sobre el número de efectivos que custodiaban a discreción la integridad de Marisela, así como adelantarse a una posible vinculación a proceso en contra de los encomendados a esta labor, aunque María Jiménez aceptó que en caso de que el procedimiento lo demande, el ejercicio sería ejecutado.

Anteriormente, Marisela Escobedo, acompañada de familiares y amigos, había realizado diversas marchas y protestas, y se había presentado en los últimos eventos del gobernador Cesar Duarte Jáquez para exigir justicia.

El reclamo siempre fue que se recapturara Sergio Rafael Barraza Frayre, presunto responsable del homicidio de la jovencita Rubí Marisol, quien luego de haber sido detenido el 30 de abril de este año fue puesto en libertad en Ciudad Juárez.

Luego de que fuera reportado el artero crimen, las diferentes corporaciones de seguridad que operan en el estado montaron un aparatoso operativo de seguridad, mientras una ambulancia de URGE llegó a la calle Aldama, entre la Vicente Guerrero y la Avenida Venustiano Carranza.

La víctima fue trasladada al nosocomio por el personal de URGE. Cabe mencionar que en primera instancia, la policía había reportado el fallecimiento de esta mujer en las inmediaciones del Palacio de Gobierno; no obstante, la Fiscalía aseguró que la madre de Rubí fue levantada del lugar de los hechos todavía con vida y pereció cerca de las 22:30 horas en la Clínica Moderna en la Ciudad de Chihuahua, a donde había sido trasladad a recibir atención médica.

“Ingresó al quirófano y lamentablemente minutos después el médico informó que había fallecido a consecuencia de las lesiones. La señora estaba ahí, en el Palacio, tratando de hacer una de sus manifestación o recabando firmas”, informó en conferencia de prensa en Ciudad Juárez, el fiscal general adjunto, Jorge González Nicolás.

“El sentir de la Fiscalía es que lo lamenta profundamente, nosotros sabemos que ella era una ofendida de un delito grave, de un incidente que se presentó, que tuvo de una secuela en donde se vio involucrado el Poder Judicial, el Ministerio Público local y desde luego el sentir de la Fiscalía es de lamentarlo profundamente, porque además ella era una preservante importante de nuestra investigación”, afirmó el funcionario.

Agregó que las evidencias recabadas por los peritos estatales son las declaraciones de cuatro testigos, un caquillo 9 milímetros, la colilla de un cigarro al parecer consumido por el homicida y del cual la Fiscalía piensa obtener un rastreo científico, estos de ADN.

“Había unas cámaras de video que son del Palacio de Gobierno y que filmaron el evento y todo esto nos permite tener certeza en las líneas de investigación y ciertas cuestiones que probablemente nos pueden llevar de manera rápida al homicida para detenerlo. Al momento no hay detenidos”, dijo.

“Lo que tenemos, ciertamente, es el video, cuatro testigos que fueron declarados en el lugar de los hechos y algunos de los datos que previamente ella nos había proporcionado con motivo del penoso incidente en que había perdido la vida su hija. Ella había dado datos importantes a la Fiscalía y a la Policía Federal y a las autoridades respecto a las investigaciones que ella misma estaba practicando y se le estaba apoyando por parte de la Fiscalía”, aseguró.

De acuerdo a la Fiscalía la madre de Rubí contaba con una protección discreta porque así lo había solicitado al sentir temor y no había aceptado un gran despliegue policíaco para ella. Además estaba en comunicación continua con el personal de la Fiscalía, de Chihuahua.

González Nicolás también explicó que los agentes estatales han realizado cuatro operativos en busca del asesino de Rubí Marisol, Sergio Rafael Barraza Bocanegra. Dos de estos en la ciudad de Zacatecas, pero ninguno con resultados.

“Un operativo que se realizo el pasado mes de julio, agentes de la Policía Ministerial de Chihuahua se trasladaron a Fresnillo, Zacatecas. Los agentes fueron agredidos, unas personas armadas prácticamente los regresaron hasta la carretera y tuvieron que cruzar al estado de Durango para evitar que los agredieran”, indicó.

Posteriormente, Marisela Ramírez dio más información y las indagatorias por parte de la Fiscalía respecto a Barraza Bocanegra continuaron y esto llevo a los agentes nuevamente a Zacatecas, el 22 de noviembre.

“En esta ocasión, los agentes entraron en vehículos con placas de ese estado para evitar ser detectados como había ocurrido antes; se visitaron tres plazas y domicilios proporcionados por ella (Marisela Ramírez) y otros más… desafortunadamente no fue posible la detención y se le informó, se le tenía (informada) al día”, explicó.

Finalmente se dio a conocer que todos los agentes del grupo de homicidios de la capital del estado están atendiendo este caso.

Marisela era jubilada del IMSS y que llevaba ya 8 días de protesta en la plaza Hidalgo. Estaba acompañada en su protesta por miembros de agrupaciones como Justicia para Nuestras Hijas y del Círculo de Derechos Humanos de la Mujer.

Carlos Mario Jiménez, titular de la Fiscalía Zona Centro, explicó que la orden directa y precisa del gobernador César Duarte fue realizar todas las acciones necesarias para concretar las líneas de investigación que lleven a la resolución del caso en el menor tiempo posible, en coordinación con las diversas instancias policiales, particularmente apoyados por la Policía Federal.
 
http://www.diario.com.mx/notas.php?f=2010/12/17&id=63d178490c72ce9ec9af06193105704d
 
Asesinan a activista Marisela Escobedo
 
La mujer, quien durante años había realizado diversas manifestaciones para exigir el esclarecimiento de la desaparición de su hija Rubí Marisol, fue ultimada frente a Palacio de Gobierno de Chihuahua

INDIGNACIÓN Maricela (al centro) luchó por justicia para su hija, a quien mataron en Ciudad Juárez (Foto: Archivo )



Jueves 16 de diciembre de 2010 Redacción
El Universal22:34







Esta noche fue asesina la activista Marisela Escobedo frente a el Palacio de Gobierno, sede de la administración local, mientras colocaba una manta para exigir justicia en el homicidio de su hija.

La mujer tenía dos semanas manifestándose en el edificio gubernamental.

Alrededor de las 20:00 hora local, un hombre se le acerco y disparó a quemarropa en la cabeza.

Fue trasladada con vida a una clínica cercana, donde perdió la vida minutos después, confirmó la Fiscalía Estatal.

La señora Escobedo se convirtió en una importante activista luego de que el homicida confeso de su hija, Rubí Marisol Frayre Escobedo, fuera puesto en libertad.

Sergio Rafael Barraza Bocanegra asesinó a la joven hace dos años en ciudad Juárez, luego de ser arrestado aceptó haber cometido el crimen e incluso llevó a varios agentes policiacos hasta el lugar en el que prendió fuego al cuerpo.

Sin embargo, durante el juicio se consideró que tales declaraciones carecían de validez probatoria y fue dejado en libertad.

Acompañada de su familia comenzó una caminata desde Juárez a esta capital para protestar, pero a medio caminó el entonces gobernador, José Reyes Baeza le pidió que la suspendiera y terminara el recorrido en automóvil, a la que accedió.

La sentencia absolutoria fue apelada, un tribunal lo consideró culpable y lo sentenció, sin embargo para ese momento ya se encontraba prófugo.

Marisela Escobedo realizó una investigación por su cuenta y logró ubicar a Barraza en Fresnillo, Zacatecas, pero al no recibir apoyo de las autoridades de nuevo logró escapar.

Apenas la semana pasada se manifestó en un evento en el que se encontraba el gobernador César Duarte, en una gran manta plasmó su inconformidad por el hecho de que fuera aprendido el asesino de un sobrino del funcionario a solo cuatro meses de que cometió el crimen y además fuera sentenciado en menos de una semana.

"Justicia: privilegio del gobernador. ¿y para mi hija cuando?", señalaba un letrero que colocó frente al Palacio, antes de ser asesinada.

fml
 
http://www.eluniversal.com.mx/notas/731179.html