miércoles, 15 de junio de 2011

Piden a GDF crear unidad especializada contra feminicidio

  -- Urgen a ALDF a aprobar tipificación

Por Anayeli García Martínez

México, DF, 15 jun 11 (CIMAC).- Organizaciones civiles y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) reiteraron la importancia de tipificar el feminicidio y exhortaron al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, a crear una unidad especializada que investigue este tipo de violencia extrema contra las mujeres.

En conferencia de prensa, agrupaciones defensoras de las mujeres llamaron a Ebrard y al procurador de Justicia del DF, Miguel Ángel Mancera, para que implementen un registro público de los delitos cometidos contra las capitalinas y una unidad encargada de investigar el feminicidio que ha dejado al menos 111 víctimas en 2010, según cifras oficiales.

La CDHDF, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos, y la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) también exigieron a las y los legisladores locales que convoquen a un periodo extraordinario para aprobar la tipificación del feminicidio en el DF.

Luego de que el pasado 8 de marzo Marcelo Ebrard envió a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) una iniciativa para reformar los códigos Penal y de Procedimientos Penales, el pasado 9 de junio las Comisiones de Equidad y Género y de Administración y Procuración de Justicia aprobaron un dictamen para tipificar el delito de feminicidio.

Sin embargo, en ese dictamen no se incluyeron las reformas a los artículos 26 y 58 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, a través de las cuales se pretendía establecer la obligación de realizar estudios estadísticos e investigaciones sobre delitos contra las capitalinas y crear una unidad especializada para la investigación del feminicidio.

Con las reformas a estos artículos también se pretendía establecer la obligación de especializar y ofrecer capacitación sobre Derechos Humanos (DH) y perspectiva de género –a través de programas y cursos permanentes– a las y los agentes del Ministerio Público, peritos y demás personal que atiende a víctimas de violencia.

De acuerdo con el primer visitador de la CDHDF, Mario Patrón Sánchez, lo anterior es de relevancia ya que durante 2010 y el primer semestre de 2011 este organismo recibió 136 quejas de mujeres víctimas de violencia que no recibieron atención adecuada por parte de instituciones como la PGJDF, la Secretaría de Seguridad Pública o el Tribunal de Justicia capitalino.

Patrón Sánchez explicó que la aprobación de esta iniciativa ayudará a erradicar los patrones de discriminación y las condiciones de desigualdad “de facto y de derecho” entre mujeres y hombres.

Recordó que el Estado mexicano tiene tres sentencias condenatorias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que se refieren a la violencia contra las mujeres: dos por la violación sexual de las indígenas tlapanecas Inés Fernández y Valentina Rosendo, y otro más por tres casos de feminicidio en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Durante su participación, Erick Monterrosas, hermano de Alí Cuevas –una joven de 24 años que en septiembre de 2009 fue asesinada de 26 puñaladas por su ex novio– lamentó que el presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la ALDF, Julio César Moreno, se opusiera a la creación de los protocolos de investigación del feminicidio. “No tiene ni la menor idea de lo que tenemos que pasar las familias”, acusó.

Criticó que en los casos de feminicidio generalmente hay dos tipos de perpetradores: “Uno, quien lo comete materialmente y dos, quien desde su posición en el aparato de impartición de justicia refuerza inequidades estructurales que hacen permisible que más mujeres sean asesinadas”.

El visitador señaló que el primer tipo de perpetrador es el que con su violencia consuma el acto de muerte mientras que el segundo tipo es menos visible, normalmente un MP, juez, policía, perito, legislador, aquel que –afirmó– con su acción deliberada, omisión o desdén incurre en violencia de género institucional.

Por ello hizo un llamado a tomar acciones a favor de las mujeres: “Como sociedad tenemos el imperativo de eliminar la falacia de que el feminicidio es sólo un problema de las mujeres muertas. Tipificando, ciudadanas y ciudadanos mandaremos un mensaje a los feminicidas: ‘El asesinato de una mujer no es tolerable bajo ninguna circunstancia’”.

María de la Luz Estrada, coordinadora del OCNF, reiteró el llamado a la ALDF para que convoque a un periodo extraordinario de sesiones y se apruebe este dictamen, ya que de lo contrario, dijo, se puede quedar en la congeladora.

11/AGM/RMB