viernes, 18 de febrero de 2011

Pronunciamiento de Pan y Rosas ante el ataque a Malú García Andrade

Repudiamos la persecución contra la compañera y luchadora contra los feminicidios

La casa de Malú García Andrade fue incendiada, ella es presidenta de la organización “Nuestras hijas de regreso a casa”, una luchadora incansable contra los feminicidios. La semana pasada fue incendiada la casa de otra activista, Sara Salazar.

Malú García, es hermana de Lilia Alejandra García Andrade, joven de 17 años, asesinada en febrero de 2001, con 17 años de edad y cuyo cuerpo fue encontrado sin vida siete días después. Malú junto con su madre, Norma Andrade y con Marisela Ortiz, es uno de los pilares de Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

Su lucha, incansable, primero por justicia para Alejandra, y luego, por la unidad entre los familiares de otras víctimas, el seguimiento de los casos, la exigencia de justicia, el reconocimiento de los feminicidios como un problema existente en nuestro país. Nuestras Hijas de Regreso a Casa adquirió un reconocimiento internacional y numerosas organizaciones sociales en el mundo reconocen su lucha.

Durante casi una década, esta organización y los que la conforman, ha sufrido amenazas y persecución política. Actualmente con el aumento de los ataques contra los luchadores sociales en Chihuahua y otros estados, la militarización y el crimen organizado, las agresiones van en aumento y en cada caso se teje una maraña de hechos difíciles de esclarecer, sobre todo, por el marco de impunidad en el que se dan los ataques.

La madrugada de hoy (17 de febrero), fue incendiada la casa de Malú, por el ataque de un grupo armado, ubicada en el cruce de las calles Tamaulipas y Oscar Flores, de la colonia Colinas de Juárez.

Malú se encontraba en un campamento en apoyo a la familia Reyes Salazar, frente a la Fiscalía de Justicia en la Zona Norte, cuando sucedió el ataque a su domicilio. Aunque afortunadamente ella había salido de esa casa, por amenazas previas que había recibido.

El siniestro se suma al ocurrido el pasado martes, cuando fue atacada la vivienda de Sara Salazar (madre de los hermanos Magdalena y Elías Reyes Salazar, quienes tienen una semana desaparecidos).

La organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, se pronuncio por el castigo a los responsables de los asesinatos de Marisela Escobedo y Susana Chávez, en muchas ocasiones han anunciado que no cesarán su lucha contra los asesinatos de mujeres en todo el país

Las compañeras de Pan y Rosas nos solidarizamos con esta organización, además, con todas las activistas, feministas y luchadoras por justicia del estado.

Proponemos a todas las organizaciones de mujeres del país, feministas, activistas y organizaciones de los derechos humanos, externar nuestro repudio a este atentado y salir a las calles en defensa de Malú García Andrade y de Nuestras Hijas de Regreso a Casa

Proponemos implementar una campaña nacional contra los feminicidios y reunirnos para discutir acciones contra la impunidad

Exigimos juicio y castigo para los asesinos de Marisela Escobedo y Susana Chávez

Presentación con vida de los hermanos Salazar

Basta de feminicidios en todo el país. Basta de impunidad

Alto a la militarización del país

Agrupación Pan y Rosas

www.panyrosasmex.blogspot.com